Japón

Japón y esa indescriptible sensación de no saber por qué, pero cuando se pregunta, muchos lo tienen en la cabeza como un destino soñado.
Será quizás por el atractivo de sus geishas y sus trajes de infinitos colores, acompañados con un maquillaje de lo más perfeccionista. O el famoso bosque de bambú de Arashiyama que hace perderse en una inmensidad de varas verdes infinitas. O la cantidad de templos, historias y personajes, en donde miles de turistas pasan por día a dejar su huella. O Akihabara, una zona comercial de Tokio conocida por todo lo electrónico, novedoso y audiovisual como el manga (historieta japonesa), que ofrece.

Una época del año muy recomendada para visitar Japón es en Marzo – Abril, allí donde se da el florecimiento de los cerezos y produce una imagen visual de lo más auténtica y fuera de serie. Los parques se llenan de flores color rosa y blanco y hacen sentir a todo aquel que esté ahí en ese momento, que está dentro de un sueño del que jamás quisiera irse.

El distrito de Sants-Montjuic merece un recorrido exclusivo. El Pueblo Español, el Teleférico y la Villa Olímpica, Plaza España, El Museo de Arte, el castillo, son algunos de sus atractivos, al igual que la vista que ofrece sobre la ciudad.

Son innumerables los espacios por disfrutar, muchos bañados del estilo del gran artista Gaudí, como ser la imponente Sagrada Familia y Casa Batlló en Paseo de Gracia.

Japón es un destino incomparable con lo ya conocido y merece la pena su visita y tiempo destinado a perderse en su cultura e idiosincrasia.