Cataratas del Iguazú

Las Cataratas son un destino con mezcla de mágico y místico, ideal para visitar cualquier época del año. Con tan solo 4 días, se puede aprovechar para hospedarse en la ciudad de Iguazú y visitar los diferentes puntos atractivos. ¡Ideal para un fin de semana largo!

El parque de las Cataratas del lado Argentino merece la pena su visita, tanto de día como de noche. ¿De noche? Sí, de noche ¡y en luna llena! Existe un tour que durante los días en que la luna alumbra maravillosamente el Parque, se realiza una caminata por las pasarelas que tienen como destino final el salto más alto de los 275 que hay: La Garganta del Diablo.

Se puede visitar en cualquier momento del año, donde su flora y fauna no dejan de maravillarnos. Un día se podrá disfrutar el lado argentino de las Cataratas y al día siguiente el lado brasilero, que también tiene su encanto ya que se las ve desde otro punto de vista, igual de increíble. Se puede, además, tomar paseos en lanchas que te llevarán debajo de los saltos y podrás así más que sorprenderte con la grandeza de este destino.

Si quedan días libres, entonces se podrá elegir realizar un paseo de compras en Ciudad del Este, el centro comercial ubicado en Paraguay, donde hay muchísima oferta de todo tipo con muy buenos precios. Hay que ser cauteloso y asegurarse de que se compre original y funcionando. Se podrá también optar por ir de visita a las Ruinas De San Ignacio, ubicadas en la ciudad con este mismo nombre y donde se encontrarán restos muy bien conservados de la misión jesuítica del siglo XVII.

Un destino que merece la pena visitar y en pocos días podrá asombrarnos y maravillarnos con su naturaleza e historia. Siempre dan ganas de regresar.