Bariloche

Bariloche es un destino para conectarse con la naturaleza, realizar actividades al aire libre, disfrutar de exquisita comida y recorrer sitios únicos en cualquier época del año.

Su recorrido podría iniciarse con “Circuito Chico”, camino que ofrece vistas inmejorables del Parque Nacional Nahuel Huapi y el Parque Municipal Llao Llao.
Desde el Cerro Campanario, ascendiendo a través de aerosilla, su mirador brinda vistas panorámicas del Lago Moreno y península Llao Llao.

También, a lo largo del camino, inmersos en la vegetación se inician senderos naturales aptos para todo tipo de viajeros.
Para los niños, el Parque Nahuelito ofrece un recorrido guiado al aire libre con réplicas de dinosaurios.
Otro encanto del circuito es Colonia Suiza, en cuyo corazón se encuentra una feria de productos regionales y gastronomía típica.

Saliendo de la ciudad, el Lago Mascardi, es ideal para pescar, acampar, navegar y hacer picnic. El camino invita a visitar el Ventisquero Negro y El Cerro Tronador, imponente en vista y característico por sus ruidos generados por desprendimientos de piedras y hielo en los glaciares.

“El camino de los 7 Lagos”, es otro circuito que amerita ser recorrido. Su nombre da lugar al avistaje de los lagos Lácar, Machónico, Falknerm Villarino, Escondido, Correntoso y Espejo. Al Lago Nahuel Huapi también se lo incluye. Cerros y extensos bosques son partes del imperdible camino patagónico.

La gastronomía de la zona se adapta a los paladares más exquisitos. La cerveza artesanal es un símbolo y sitios como “Cerveceria Patagonia” y “Berlina” son destacados.
El Restaurant “Casis” ofrece platos elaborados con productos regionales y orgánicos.